Translate

lunes, 24 de junio de 2013

LA CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA




RITOS INICIALES
Son ritos introductorios a la celebración y nos preparan para escuchar la Palabra y celebrar la Eucaristía.

- Procesión de entrada
Llegamos al templo y nos disponemos para celebrar el misterio más grande de nuestra fe. Acompañamos la procesión de entrada cantando con alegría.

- Saludo inicial
Después de besar el altar y hacer la señal de la cruz, el sacerdote saluda a la asamblea.

- Rito penitencial
Pedimos humildemente perdón al Señor por nuestras faltas.

- Gloria
Alabamos a Dios, reconociendo su santidad, al mismo tiempo que nuestra necesidad de él.

- Oración colecta
Es la oración que el sacerdote, en nombre de toda la asamblea, hace al Padre. En ella recoge todas las intenciones de la comunidad.


LITURGIA DE LA PALABRA
Escuchamos a Dios que se nos da como alimento en su Palabra y respondemos cantando, meditando y rezando.

- Primera Lectura
En el Antiguo Testamento Dios nos habla a través de la historia del pueblo de Israel y sus profetas.

- Salmo
Meditamos rezando o cantando un salmo.

- Segunda Lectura
En el Nuevo Testamento Dios nos habla a través de los apóstoles.   

- Evangelio
El canto del Aleluya nos dispone a escuchar la proclamación del misterio de Cristo. Al finalizar aclamamos diciendo: ""Gloria a ti, Señor Jesús".

- Homilía
El celebrante nos explica la Palabra de Dios.

- Credo
Después de escuchar la Palabra de Dios, confesamos nuestra fe.

- Oración de los fieles
Rezamos unos por otros pidiendo por las necesidades de todos.






LITURGIA DE LA EUCARISTÍA
Consta de tres partes: Rito de las ofrendas -- Gran Plegaria Eucarística (es el núcleo de toda la celebración. ES una plegaria de acción de gracias en la que actualizamos la muerte y resurrección de Jesús) -- Rito de Comunión.

- Procesión de ofrendas
Presentamos el pan y el vino que se transformarán en el cuerpo y la sangre de Cristo. Realizamos la colecta en favor de toda la Iglesia.

-Oración sobre las ofrendas / Ofertorio
Con esta oración ponemos en las manos de Dios los dones que trajimos, no sólo el pan y el vino, sino también nuestras vidas.

- Santo / Prefacio
Cantamos y damos gracias alabando a Dios el tres veces santo.

- Consagración
El sacerdote hace "memoria" de la Última Cena, pronunciado las mismas palabras de Jesús. El pan y el vino se transforman en el cuerpo y en la sangre de Jesús.

- Aclamación
Aclamamos el misterio central de nuestra fe.

- Intercesiones
 Ofrecemos este sacrificio de Jesús en comunión con toda la Iglesia. Pedimos por el papa, por los obispos, por los difuntos y por todos nosotros.

- Doxología
El sacerdote ofrece al Padre el cuerpo y la sangre de Jesús, por Cristo, con Él y en Él, en la unidad del Espíritu Santo. Todos respondemos: "Amén".

- Padrenuestro
Preparándonos para comulgar, rezamos al Padre como Jesús nos enseñó. Luego nos damos el saludo de la paz.

- Comunión
Llenos de alegría nos acercamos a recibir a Jesús, pan de vida. Antes de comulgar hace os un acto de humildad y de fe.

- Oración
Damos gracias a Jesús por haberlo recibido y le pedimos que nos ayude a vivir en comunión.


RITOS DE DESPEDIDA
Son ritos que concluyen la celebración.

- Bendición
Recibimos la bendición de Dios por medio del sacerdote.

- Despedida y envío
Alimentado con el pan de la Palabra y de la Eucaristía volvemos a nuestras actividades, a vivir lo que celebramos, llevando a Jesús en nuestros corazones.


OBJETOS LITÚRGICOS



jueves, 20 de junio de 2013

ABBA





Iba yo a ponerme en camino
cuando ya venías tú hacia mí.
Quería yo correr hacia ti,
pero vi que corrías a encontrarte conmigo.
Yo deseaba esperarte,
pero supe que me estabas esperando.
Deseaba buscarte,
y vi que estabas tú en mi búsqueda.

Llegué a pensar:
"¡Eh, ya te he encontrado!",
pero me sentí encontrado por ti.
Cuando yo quería decirte: te amo;
te oía decirme: "¡Cuánto te quiero!"

Yo quería elegirte
y ya me habías elegido tú.
Yo quería escribirte
cuando tu carta llegó a mis manos.
Deseaba vivir en ti
y te descubrí viviendo en mi.

Iba a pedirte perdón, pero tuve la certeza
de que ya me habías perdonado.
Quería ofrecerme a ti,
cuando recibí el don de ti mismo, entero.
Anhelaba ofrecerte mi amistad,
y recibí el regalo de la tuya.

Yo quería llamarte: "Abba, Padre",
y te adelantaste a decirme: "Hijo mío".
Yo quería desvelarte toda mi vida,
también mi interior, lo que nadie sabe;
te encontré revelándome
las profundidades de tu ser.
Deseaba invitarte al corazón de mi vida
y recibí tu invitación a entrar en la tuya.

Gracias por salir a mi encuentro,
por acogerme en tu cálida morada,
y por restaurarme como hijo.

martes, 18 de junio de 2013

EN EL PRINCIPIO...



LA CREACIÓN (Génesis 1, 1-31)
En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra. La tierra no tenía entonces ninguna forma; todo era un mar profundo cubierto de oscuridad, y el espíritu de Dios se movía sobre el agua.

Entonces Dios dijo: "¡Que haya luz! y hubo luz.
Al ver Dios que la luz era buena, la separó de la oscuridad y la llamó "día", y a la oscuridad la llamó "noche". De este modo se completó el primer día.

Después Dios dijo: "Que haya una bóveda que separe las aguas, para que estas queden separadas". Y así fue. Dios hizo una bóveda que separó las aguas: una parte de ellas quedó debajo de la bóveda y la otra parte quedó arriba. A la bóveda la llamó "cielo". De este modo se completó el segundo día.

Entonces Dios dijo: "Que el agua que está debajo del cielo se junte en un solo lugar para que aparezca lo seco". Y así fue. A la parte seca Dios la llamó "tierra", y al agua que se había juntado la llamó "mar".

Al ver Dios que todo estaba bien, dijo: "Que produzca la tierra toda clase de plantas: hierbas que den semilla y árboles que den fruto". Y así fue. La tierra produjo toda clase de plantas: hierbas que dan semillas y árboles que dan fruto. Y Dios vio que todo estaba bien. De este modo se completó el tercer día.

Entonces Dios dijo: "Que haya luces en la bóveda celeste, que alumbren la tierra y separen el día de la noche y que sirvan también para señalar los días, loa años y las fechas especiales". Y así fue. Dios hizo las dos luces: la grande para alumbrar el día y la pequeña para alumbrar la noche. También hizo las estrellas. Dios puso las luces en la bóveda celeste para alumbrar la tierra de día y de noche y para separar la luz de la oscuridad, y vio que todo estaba bien. De este modo se completó el cuarto día.

Luego Dios dijo: "Que produzca el agua toda clase de animales y que haya también aves que vuelen sobre la tierra". Y así fue. Dios creó los grandes monstruos del mar y todos los animales que el agua produce y que viven en ella, y todas las aves. 
Al ver Dios que estaba bien, bendijo con estas palabras a los animales que había hecho: "Que tengan muchas crías y llenen los mares, y que haya muchas aves en el mundo". De este modo se completó el quinto día.

Entonces Dios dijo: "Que produzca la tierra toda clase de animales: domésticos y salvajes, y los que se arrastran por el suelo". Y así fue. Dios hizo estos animales y vio que todo estaba bien. 
Entonces dijo: "Ahora hagamos al hombre a nuestra imagen. Él tendrá poder sobre los peces, las aves, los animales domésticos y los salvajes, y sobre los que se arrastran por el suelo."

Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen; varón y mujer los creó, y les dio su bendición: "Tengan muchos, muchos hijos; llenen el mundo y gobiérnenlo; dominen los peces y las aves, y a todos los animales que se arrastran".
Después les dijo: "Miren, a ustedes les doy todas las plantas de la tierra que producen semilla y todos los árboles que dan fruto. Todo eso les servirá de alimento. Pero a los animales salvajes y a los que se arrastran por el suelo y a las aves, les doy la hierba como alimento". Y así fue, y Dios vio que todo lo que había hecho estaba muy bien. De este modo se completó el sexto día.

domingo, 16 de junio de 2013

QUIERO

Quiero que me oigas sin juzgarme.
Quiero que opines sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mi sin exigirme.
Quiero que me ayudes sin intentar decidir por mi.
Quiero que me cuides sin anularme.
Quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí.
Quiero que me abraces sin asfixiarme.
Quiero que me animes sin empujarme.
Quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mi.
Quiero que me protejas sin mentiras.
Quiero que te acerques sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten,
que las aceptes y no pretendas cambiarlas.

Quiero que sepas que hoy, puedes contar conmigo...


Sin condiciones...


                                     Jorge Bucay



martes, 11 de junio de 2013

VESTIMENTA LITÚRGICA DEL SACERDOTE




ALBA
ES la túnica blanca que cubre todo el cuerpo hasta las pies.
La usa el sacerdote en todas las celebraciones litúrgica y muchas veces la utilizan también los que ayudan.
Con ella se simboliza que se está al servicio de Dios en las cosas del altar.


CÍNGULO
Es un cordón blanco que se sujeta a manera de cinturón sobre el alba y significa que quien sirve a Dios está atado a Jesús.

ESTOLA
Es una tira delgada de género que se coloca alrededor del cuello sobre el alba.
ES de diversos colores según el tiempo litúrgico que corresponda (blanco, rojo, morado, verde).
Significa el poder que Jesús dio a los sacerdotes para hacer las mismas cosas que él hacía.



CASULLA
ES un manto en forma de poncho que cubre al sacerdote cada vez que celebra la misa.
La casulla simboliza a Cristo.
El sacerdote se viste de Cristo para realizar lo mismo que él hizo en la Última Cena.
También hay varios colores de casulla como la estola.


domingo, 9 de junio de 2013

CONOCEMOS A LOS APÓSTOLES








SANTIAGO EL MAYOR


Santiago es uno de los doce apóstoles de Jesús; era hijo de Zebedeo. Él y su hermano Juan fueron llamados por Jesús mientras estaban arreglando sus redes de pescar en el lago Genesaret.
Fue uno de los tres apóstoles testigos de la Transfiguración y luego Jesús lo invitó, también con Pedro y Juan, a compartir más de cerda su oración en el huerto de los Olivos.

Según una antigua tradición, después de Pentecostés, Santiago el mayor se fue a España a evangelizar. Primero a Galicia, donde estableció una comunidad cristiana, y luego a la ciudad romana hoy conocida como Zaragoza. La leyenda nos cuenta que las enseñanzas del apóstol no fueron tan bien aceptadas, pero las cosas cambiaron cuando la Virgen Santísima se apareció al apóstol en esa ciudad, aparición conocida como la Virgen del Pilar. Desde entonces la intercesión de la Virgen hizo que se abrieran extraordinariamente los corazones a la evangelización de España.

En los Hechos de los Apóstoles se descubre que fue el primer apóstol martirizado, en el año 41.


----------------------------------------------------------------------------

SANTIAGO EL MENOR


A Santiago se le llama "el Menor" para diferenciarlo de Santiago el Mayor. El evangelio dice que era de Caná de Galilea, que su padre se llamaba Alfeo y que era familiar de Nuestro Señor. San Pablo afirma que una de las apariciones de Jesús Resucitado fue a Santiago. Y tanto san Pablo en sus cartas como el libro de los Hechos de los Apóstoles narran cómo en la Iglesia de Jerusalén era sumamente estimado este apóstol (lo llamaban el obispo de Jesusalén).

Cuando los apóstoles se reunieron en Jerusalén para el primer Concilio o reunión de todos los jefes de la Iglesia, fue este apóstol Santiago el que redactó la carta que dirigieron a todos los cristianos (Hechos 15).
Santiago el menor es también el autor de la "Carta de Santiago" que se encuentra en el Nuevo Testamento.

Murió mártir por el golpe de un garrote, después de haber sido tirado por un acantilado y apedreado.

----------------------------------------------------------------------

SAN FELIPE


San Felipe era originario de Betsaida de Galilea. San Juan habla de él varias veces en el Evangelio. Narra que el Señor Jesús llamó a Felipe al día siguiente de las vocaciones de S. Pedro y S. Andrés. el libro de los Hechos de los Apóstoles dice, en su capítulo octavo, que cuando comenzó la persecución de los apóstoles Felipe se dirigió a la principal ciudad de Samaría a hablar de Cristo y que allí sanó muchos enfermos. Luego, por inspiración del Espíritu se dirigió a Gaza donde convirtió a un etíope y después de eso se fue a Azoto, pasando de pueblo en pueblo anunciando el Reino hasta que llegó a Cesarea.

Escritores de la Iglesia primitiva y Eusebio, historiador de la Iglesia, afirman que San Felipe predicó el Evangelio en Frigia y murió mártir, crucifiado en Hierápolis.

---------------------------------------------------------------------

SAN PEDRO


Lo único que sabemos de su vida antes de su conversión es que nació en Betsaida, junto al lago de Tiberíades y se trasladó a Cafarnaum, donde junto con Juan y Santiago, los hijos de Zebedeo, se dedicaba a la pesca. Nuestro primer encuentro con Pedro es a principios del ministerio de Jesús. Mientras Jesús caminaba por la orilla del lago de Galilea vio a dos hermanos, Simón Pedro y Andrés, echar la red al agua. Y los llamó diciendo "Síganme y yo los haré pescadores de hombres" (Mateo 4, 19). Inmediatamente abandonaron sus redes y lo siguieron.
San Pedro murió crucificado con la cabeza hacia abajo. El lugar exacto de la crucifixión fue guardado por la tradición. Los cristianos enterraron a San Pedro muy cerca del circo de Nerón.

-------------------------------------------------------------

SAN JUDAS TADEO





Judas Tadeo aparece último en la lista de los doce Apóstoles de Jesucristo (Mateo 10, 3). no sabemos cuando ni cómo entró a formar parte de los discípulos. Lucas le llama "Judas de Santiago" (Hechos 1, 13). Juan aclara: "Judas, no el Iscariote" (Juan 14, 22). Esta distinción es necesaria dado que Judas Iscariote fue quien traicionó a Jesús.

El Apóstol Judas Tadeo, "el hermano de Santiago", era probablemente el hermano de Santiago el Menor. No sabemos nada de la vida de San Judas Tadeo después de la Ascensión del Señor y la venida del Espíritu Santo.
San Judas es conocido principalmente como autor de la Carta que lleva su nombre en el Nuevo Testamento. Carta probablemente escrita antes de la caída de Jerusalén por los años 62 al 65. En ella, San judas denuncia las herejías de aquellos primeros tiempos y pone en guardia a los cristianos contra la seducción de las falsas doctrinas.


-----------------------------------------------------

S. SIMÓN (el zelote)


Simón pertenecía a un grupo formado en Israel en el que se habían llamar los "zelotes". Su fin era trabajar duramente contra la invasión romana en su país. Sin embargo, al seguir a Jesús, la escucha de su palabra le hizo descubrir la universalidad del amor de Dios.
A san Simón se lo celebre junto al apóstol san Judas Tadeo porque la tradición cuenta que los dos iban siempre juntos en su rico y fecundo apostolado.
Se dice que Simón sucedió a Santiago el menor en el gobierno de la comunidad cristiana de Jerusalén.
Usualmente se le representa con una sierra ya que la tradición cuenta que ese fue el instrumento de su martirio, que su cuerpo fue aserrado hasta hacerlo pedazos.



-------------------------------------------

S. BARTOLOMÉ


Nació en Caná de Galilea. Parece que Bartolomé es un sobrenombre o segundo nombre que le fue añadido a su antiguo nombre que era Natanael. Bartolomé conoció a Jesús por recomendación de Felipe, quien después de encontrarse con el Señor, fue a transmitirlo inmediatamente a su amigo y a invitarlo a conocerlo. Al principio Bartolomé se sorprendió de que el Maestro pudiera ser de Nazaret, pero al encontrarse con Jesús y escucharlo, quedó convencido de lo que le había transmitido Felipe. Desde entonces Bartolomé fue un discípulo incondicional de Cristo. Con los otros 11 apóstoles presenció los admirables milagros de Jesús, oyó sus sublimes enseñanzas y recibió el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego. 
Después de Pentecostés, viajó a Mesopotamia, Licaonia, Frigia, India y finalmente Armenia donde convirtió al rey Polimio y donde sufrió el martirio.

----------------------------------------------

SAN MATÍAS



Matías fue un discípulo que acompañó a Jesús desde el Bautismo hasta la Ascensión. Cuando Pedro decidió proceder a la elección de un nuevo apóstol para reemplazar a Judas, el que había traicionado a Jesús, los candidatos fueron José, llamado Bernabé y Matías. Finalmente, la elección cayó sobre Matías, quien pasó a formar parte del grupo de los doce. 

--------------------------------------

SAN ANDRÉS


Andrés era hermano de Simón pedro y como él, pescador de Cafarnaúm, adonde ambos habían llegado desde Betsaida donde nacieron. Llamado por Jesús para ser uno de sus doce apóstoles, Andrés fue el primero en se sacado de las tareas de la pesca en lago Tiberiades para ser honrado con el título de "pescador de hombre", junto con Juan.
Andrés y Juan ya eran discípulos de Juan el Bautista y cuando éste les habló de Jesús inmediatamente fueron a su encuentro para preguntarle dónde vivía, demostrando así su deseo de seguirle.
Además, según el Evangelio, Andrés también fue el primero que reclutó nuevos discípulos para el Maestro, ya que al encontrar a su hermano Simón le dijo que había encontrado al Mesías y lo llevó hasta él.
El Evangelio habla del apóstol Andrés otras tres veces: en la multiplicación de los panes, cuando presenta al muchacho con unos panes y unos peces. cuando se hace intermediario de los forasteros que han ido a Jesusalén y desean ser presentados a Jesús; y cuando con su pregunta hace que Jesús profetice la destrucción de Jerusalén.
S. Andrés sufrió martirio clavado con los brazos diagonalmente sobre una cruz, que desde entonces se llamó la "cruz de san Andrés".

----------------------------------------

SAN MATEO


Se llamaba Leví y era hijo de Alfeo. Su oficio era el de recaudador de impuestos, un cargo muy odiado por los judíos porque esos impuestos se recaudaban para una nación extranjera. Ejercía su oficio en Cafarnaúm, a orillas del lago de Genesaret.
Un día, estando él ejerciendo su oficio, se encontró con Jesús que le invitó a seguirlo. Mateo aceptó sin más la invitación de Jesús y renunciando a su empleo lo dejó todo y se fue con él, convirtiéndose en su discípulo y apóstol. Desde entonces Mateo estuvo siempre al lado de Jesús. Presenció sus milagros, escuchó sus sabios sermones y colaboró predicando y catequizando por los pueblos y organizando las multitudes que los seguían ansiosas de oír al gran profeta de Nazaret.
Recibió el Espíritu Santo y fue enviado a predicar a Judea, donde realizó muchos milagros. También evangelizó Etiopía, donde murió martirizado.
Es el autor del Evangelio de San Mateo donde recoge las memorias de la vida de Jesús.

-------------------------------------------

SANTO TOMÁS


Los evangelios nos narran que Tomás, después de haber afirmado valientemente "Vayamos también nosotros y muramos con Él", no fue capaz de creer en la resurrección de Jesús sin verlo ni tocarlo. 
Se le conoce a santo Tomás por su dureza para creer después de la muerte del Señor. Jesús se apareció a los discípulos el día de la resurrección para convencerlos de que había resucitado realmente. Tomás, que estaba ausente, se negó a creer en la resurrección de Jesús: "Si no veo en sus manos la huella de los clavos y pongo el dedo en los agujeros de los clavos y si no meto la mano en su costado, no creeré". Ocho días más tarde, cuando Jesús se encontraba con los discípulos, se dirigió a Tomás y le dijo: "Pon aquí tu dedo y mira mis manos: dame tu mano y ponla en mi costado. No seas incrédulo, sino creyente." Tomás cayó de rodillas y exclamó: "Señor mío Dios mío!". Jesús replicó: "Porque has visto, has creído. Bienaventurados quienes han creído sin haber visto."
Santo Tomás predicó el Evangelio en la India y fue martirizado en Calamina. 
Se le representa con una regla porque la tradición dice que poseía conocimientos de construcción, y también con una lanza, elemento de su martirio.