Translate

miércoles, 21 de septiembre de 2016

ORACIONES CON NOMBRE PROPIO

INSTRUMENTO DE TU PAZ
Haz de mi, Señor, un instrumento de tu paz.
Que donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga perdón;
donde haya discordia, ponga unión;
donde haya error, ponga verdad;
donde haya dura, ponga confianza;
donde haya desesperación, ponga esperanza;
donde haya tinieblas, ponga luz
y donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Haz, en fin, Señor,
que no  me empeñe tanto
en ser consolado, como en consolar;
en ser comprendido, como en comprender;
en ser amado, como en amar.

Porque dando es como se recibe,
olvidando es como se encuentra,
perdonando se es perdonado
y muriendo se resucita
a la vida que no conoce fin.




TARDE TE AMÉ
¡Tarde te amé,
hermosura tan antigua y tan nueva,
tarde te amé!

Tú estabas dentro de mí,
yo, fuera.
Por fuera te buscaba
y me lanzaba sobre el bien y la belleza
creados por ti.

Tú estabas conmigo
y yo no estaba contigo
ni conmigo,
me retenían lejos las cosas.

No te veía ni te sentía,
ni te echaba de menos.

Mostraste tu resplandor
y pusiste en fuga mi ceguera.
Exhalaste tu perfume,
y respiré,
y suspiro por ti.
Gusté de Tí,
y siento hambre y sed.
Me tocaste,
y me abrazo en tu paz.
SAN AGUSTÍN



ÉL VIENE, VIENE, VIENE SIEMPRE
¿No oíste sus pasos silenciosos?
El viene, viene, viene siempre.
En cada instante y en cada edad,
todos los días y todas las noches.
He cantado muchas canciones y de mil maneras;
pero siempre decían sus notas:
En los días fragantes de soleado abril,
por la vereda del bosque,
Él viene, viene, viene siempre.
En la oscura angustia lluviosa de las noches
de julio,
sobre el carro atronador de las nubes,
Él viene, viene, viene siempre.
De pena en pena mía,
son sus pasos los que oprimen mi corazón,
y el dorado roce de sus pies
es lo que hace brillar mi alegría.
R. TAGORE

PLEGARIA
Humildemente me esforzaré en amar,
en decir la verdad,
en ser honesto y puro,
en no poseer nada que no me sea necesario,
en ganarme el sueldo con el trabajo,
en estar atento siempre a lo que como y bebo,
en no tener nunca miedo,
en respetar las creencias de los demás,
en buscar siempre lo mejor para todos,
en ser un hermano para todos mis hermanos.
GHANDI



EL AMOR
El amor, como si fueráis mazorcas,
os guarda para sí mismo.
Os desgrana, para que estéis desnudos.
Os cierne, para limpiaros de vuestro hollejo.
Os muele, para que estéis blancos.
Os amasa, para que seáis blandos.
Y luego os destina a su sagrado fuego,
para que podáis llegar a ser pan de holocausto
en las sagradas fiestas de dios.
G. K. GIBRAN



CADA MAÑANA
Cada mañana sales al balcón
y oteas el horizonte
por ver si vuelvo.

Cada mañana bajas saltando las escaleras
y echas a correr por el campo
cuando me adivinas a lo lejos.

Cada mañana me cortas la palabra
te alabanzas sobre mi
y me rodeas con un abrazo redondo
el cuerpo entero.

Cada mañana contratas la banda de músicos
y organizas una fiesta por mi
por el ancho mundo.

Cada mañana me dices al oído
con voz de primavera:
hoy puedes empezar de cero.
FRANCISCO LOIDI



EL AMOR NO PASA NUNCA
Ya puedo yo hablar
las lenguas de los hombres y de los ángeles:
si no tengo amor,
no soy más que un gong que resuena
a unos platillos que aturden.
Ya puedo tener el don de profecía
y conocer todos los secretos y todo el saber:
ya puedo tener una fe como para mover montañas.
si no tengo amor, no soy nada.
Podría repartir en limosnas todo lo que tengo,
y aún dejarme quemar vivo:
si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es paciente y afable,
el amor no tiene envidia,
no presume ni se engrie,
no es maleducado no egoísta,
no se irrita,
no lleva cuentas del mal
y si del bien.
El amor disculpa sin límites,
cree sin límites,
espera sin límites,
aguanta sin límites.
SAN PABLO



CANTO DE LIBERACIÓN
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en dios mi Salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas
las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho
obras grandes en mí
su nombre es santo
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como había prometido a nuestros padres-
a favor de Abraham y su descendencia por siempre.
MARÍA DE NAZARET



NO TIENES MANOS
Jesús, no tienes manos.
Tienes sólo nuestras manos para construir
un mundo donde habite la justicia.
Jesús, no tiene pies.
Tienes sólo nuestros pies para poner en
marcha la libertad y amor.
Jesús, no tienes medios.
Tienes sólo nuestra acción para lograr
que todos los hombres sean hermanos.
Jesús, nosotros somos tu Evangelio,
el único evangelio que la gente puede leer,
si nuestras vidas son obras y palabras eficaces.
Jesús, danos tu musculatura moral para desarrollar
nuestros talentos y hacer bien todas las cosas.
ANÓNIMO



DÍA TRAS DÍA
Día tras día, Señor de mi vida,
estaré ante Tí, cara a cara.
Con las manos juntas,
Señor de todas las palabras,
estaré ante Ti, cara a cara.
Bajo tu gran cielo, en soledad y silencio,
con humilde corazón,
estaré ante Ti, cara a cara.
En este mundo laborioso,
con las herramientas y las luchas,
entre multitudes que llevan prisas,
estaré ante Ti, cara a cara.
TAGORE



CADA MAÑANA
Tú nos amaste primero, Señor,
nosotros hablamos de Ti
como si nos hubieses amado primero una sola vez;
sin embargo, continuamente,
día tras día durante toda nuestra vida
Tú nos amas primero.
Cuando cada mañana me despierto
y levanto a ti mi alma,
Tu eres el primero,
Tú me amas primero.
Si me levanto al alba e inmediatamente
levanto hacia ti mi espíritu y mi oración,
tú me precedes,
Tú  ya me has amado primero.
Siempre es así.
Y nosotros somos tan desagradecidos
que hablamos como si tú
nos hubieses amado primero una sola vesz.
SOREN KIERKEGAARD


QUE DIOS NOS BENDIGA
Que Dios os bendiga y os proteja siempre,
que vuestros deseos se hagan realidad,
que ayudéis siempre a los demás
y dejéis que los demás os ayuden.
Que construyáis una escalera hasta las estrellas
y la subáis peldaño a peldaño.
Que vuestrs manos estén siempre ocupadas,
que vuestros pies estén siempre dispuestos,
que vuestros corazones estén siempre alegres,
que vuestra canción sea siempre cantada,
que permanezcáis por siempre jóvenes...
BOB DYLAN


LA VIDA
La vida es una oportunidad, aprovéchala;
la vida es belleza, admírala;
la vida es beatitud, saboréala,
la vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo;
la vida es un juego, juégalo,
la vida es preciosa, cuídala;
la vida es riqueza, consérvala;
la vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es una promesa, cúmplela;
la vida es amor, gózalo;
la vida es tristeza, supérala;
la vida es un himno, cántalo;
la vida es una tragedia, domínala.

La vida es aventura, vívela;
la vida es felicidad, merécela;
la vida es vida, defiéndela.
MADRE TERESA DE CALCUTA


ENVÍAME, SEÑOR, ALGUIEN A QUIEN AMAR
Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.

Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos;
Dales, a través de nuestras manos, no sólo el pan de cada día, también nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo.
TERESA DE CALCUTA

ORACIÓN DE ABANDONO PADRE
Me pongo en tus manos.
Haz de mí lo que quieras.
Seal lo que sea te doy las gracias.
Lo acepto todo con tal que tu voluntad
se cumpla en mi y en todas tus criaturas.

Ilumina mi vida con la uz de Jesús,
que no vino a ser servido, sino a servir.
Que mi vida sea con la de Él: servir.
Ser grano de trigo que muere en el surco del mundo.
Que sea así de verdad,
¡PADRE!

Yo te ofrezco mi vida. Te la doy
con todo el amor de que soy capaz.
Condúceme.
Envíame aquel espíritu que movía a Jesús.
Mientras, me pongo en tus manos,
enteramente, sin reservas,
con absoluta confianza
porque tú eres mi...
¡PADRE!

CARLOS DE FOUCAULD


jueves, 15 de septiembre de 2016

jueves, 8 de septiembre de 2016

MARÍA MAGDALENA

Jesús había sido invitado a comer a casa de un amigo suyo llamado Simón. Ya habían empezado a comer cuando en la sala entró una mujer pecadora muy conocida en la ciudad.

La mujer, llamada María Magdalena, se acercó a Jesús y se arrodilló ante Él. Estaba llorando y sus lágrimas caían en los pies de Jesús. La mujer los besaba y los enjugaba con sus cabellos. Llevaba en la mano un frasco de perfumes y lo fue derramando en los pies de Jesús, sin dejar de llorar.

Simón, al ver lo que sucedía, pensaba:
- Si Jesús fuera profeta sabría que esta mujer es un pecadora y no dejaría que se acercara a Él.

Jesús adivinó los pensamientos de su amigo.
- Simón -le dijo-, tengo una cosa que contarte

Un prestamista tenía dos deudores. Uno le debía quinientos denarios; el otro, cincuenta. Viendo que ninguno podía pagar la deuda, les perdonó a ambos. ¿Quien crees, Simón, que estará más agradecido?
- Supongo que aquel a quien perdonó más -dijo Simón.
- Eso es -contestó Jesús- ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa y no me dista agua para los pies; ella, en cambio, los ha regado con sus lágrimas y los ha enjugado con sus cabellos. No me diste el beso de bienvenida, y ella, desde que entró, no ha cesado de besarme los pies. Tampoco pusiste óleo en mi cabeza, y ella, en cambio, ha derramado sobre mis pies sus perfumes. Por lo cual debo decirte que le son perdonados sus muchos pecados, pues ha amado mucho.

Y dirigiéndose a la mujer le dijo:
- Perdonados te son tus pecados. Tu fe te ha salvado. Vete en paz.
Y María Magdalena, que apenas podía contener la emoción ante la bondad de Jesús, se fue llena de consuelo.


lunes, 5 de septiembre de 2016

CONSEJOS PARA PERTENECER AL REINO DE DIOS

Llevaba ya cierto tiempo predicando y cada día le seguía un número mayor de discípulos. Aquel día buscó un lugar poco elevado para que todos le pudieron oír. Algunos se sentaron cerca de Él y otros permanecían de pie un poco más alejados.
Jesús entonces, cuando todos estaban pendientes de sus palabras, comenzó a hablarles:




Bienaventurados los pobres de espíritu,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
* No debemos dar un gran valor a los bienes que tenemos; demos ser desprendidos, generoso y no querer a las personas por las cosas que tienen, sino por sus virtudes.



Bienaventurados los mansos,
porque ellos poseerán la tierra.
* Debemos ser obedientes a las palabras de Jesús y confiar en su providencia. Los soberbios no agradan a Dios.



Bienaventurados los que lloran,
porque ellos serán consolados.
* Cuando viene algún sufrimiento debemos recordar que en Jesús encontraremos el mejor consuelo.




Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,
porque ellos serán saciados.
* En el mundo hay muchas cosas injustas. Jesús vino al mundo para luchar contra la injusticia y ponerle remedio. Lo mismo debe hacer el cristiano para conseguir el reino de Dios.



Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
* Debemos ser comprensivos, generosos, respetar a todos los que vivan con nosotros, para que Dios sea generoso con nuestras imperfecciones.



Bienaventurados los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
Si no mentimos, si nuestro corazón está limpio de rencores, de envidia, si no odiamos, si no perjudicamos a los demás, alcanzaremos el Reino de los Cielos.



Bienaventurados los que trabajan por la paz,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Las guerras destruyen a los pueblos y llenan de odio el corazón de los hombres. Si queremos ser llamados hijos de Dios debemos vivir en paz y amar a todos los hombres.



Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia,
porque de ellos es el Reino de los Cielos.
* Jesús fue crucificado porque deseaba la justicia. Defiende siempre lo que sea justo.


domingo, 28 de agosto de 2016

EL AÑO LITÚRGICO



El año litúrgico es todo el conjunto de fiestas y recuerdos de Cristo que la Iglesia celebra a lo largo del año. Estas fiestas nos recuerdan todo lo que Dios hizo por salvarnos,y se agrupan principalmente en cinco épocas:
                                              _ Adviento
                                              _ Epifanía
                                              _ Cuaresma
                                              _ Pascua
                                              _ Pentecostés


ADVIENTO
Quiere decir llegada. Y se llama así porque en esas semanas esperamos la llegada de Jesús, el Salvador, que va a nacer en Navidad.
Durante las semanas de Adviento nos preparamos para recibir a Jesús, igual que le esperaron los israelitas durante cientos de años.


EPIFANÍA
El 25 de diciembre es el día en que los cristianos celebramos la llegada de Jesús. Con este acontecimiento comenzamos una nueva parte del año litúrgico: la Epifanía.
Jesús no ha venido solamente a salvar al pueblo israelita, sino a todos los hombres del mundo. Dios quiso que todas las gentes conocieran a su Hijo y se alegraran con su llegada. Por eso Epifanía significa manifestación de Dios a todos los hombres.
La Iglesia recuerda en este tiempo la alegría de todos los hombres al encontrar a Jesús en Belén.



CUARESMA
Cuaresma significa cuarenta días. En este tiempo recordamos los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto dedicado a la oración y al ayuno. La Cuaresma no es una época de alegría como la Epifanía, sino de recogimiento y preparación como el Adviento.
En Cuaresma nos preparamos para el sacrificio de Jesús que va a morir en la cruz por todos nosotros.


PASCUA
Pascua significa paso. Los judíos celebraban en este tiempo el paso del ángel por las calles de Egipto, cuando salvó al pueblo de Israel de la esclavitud.
Los cristianos celebramos en la Pascua el paso de Cristo de su Muerte a su Resurrección y Gloria. La Pascua es tiempo de alegría porque sabemos que Cristo ha resucitado.



PENTECOSTÉS
Cristo, después de su resurrección, estuvo con los apóstoles durante varias semanas, dándoles consejos, hasta el momento de su Ascensión a los Cielos. Pero los apóstoles, después de la ascensión de Jesús no quedaron solos. Recibieron el Espíritu Santo según les había prometido Jesús. Por eso, Pentecostés quiere decir llegada del Espíritu Santo.