Translate

martes, 28 de mayo de 2013

LOS EVANGELISTAS


En el primer siglo, los cristianos vieron la necesidad de tener su propia literatura escrita, en donde se preservaran de manera más fiel y permanente las tradiciones recibidas en forma oral. El año exacto en que se redactó cada uno de los evangelios es difícil de precisar. Fue probablemente en el siglo II cuando en las copias de los evangelios se hizo común ponerles los títulos con los nombres de los evangelistas. 
La palabra evangelio significa Buena Noticia. Los evangelios son muy importantes para los cristianos porque en ellos está escrita la Palabra de Dios. Con su ayuda y su inspiración Mateo, Marcos, Lucas y Juan pusieron por escrito esa Buena noticia de la que hablaba Jesús. Ellos son conocidos como los evangelistas.
La principal intención de los evangelistas era dar a conocer lo más significativo de la vida y el mensaje de Jesús, por ello se dice que sus escritos son de género literario-histórico.

Los evangelios son los 4 primeros libros que forman el Nuevo Testamento:

Evangelio según S. Mateo (Mt.)
Se atribuye a Mateo, el apóstol de Jesús que había sido recaudador de impuestos. Ese evangelio, en muchas de sus expresiones y temas preferidos, muestra una especial cercanía al pensamiento hebreo. Tanto el autor como sus primeros lectores fueron, sin duda, personas familiarizadas con el Antiguo Testamento y con muchas de las tradiciones judías.
En su evangelio Mateo nos presenta a Jesús como salvador del mundo, el Mesías esperado por todos.

Evangelio según S. Marcos (Mc.)
Es el más antiguo. A este autor se le identifica con el personaje del mismo nombre que se menciona en Hch. 12, 12 y que aparece mencionado en las cartas de Pablo. La tradición dice que este evangelio fue escrito en Roma, después de la muerte de Pedro y Pablo, y que los lectores a quienes se destinó en primer lugar este evangelio eran cristianos no judíos, posiblemente romanos.
Marcos destaca en su evangelio que Jesús es el Hijo de Dios.

Evangelio según S. Lucas (Lc.)
Forma una unidad literaria y teológica con el libro de los Hechos de los Apóstoles, por ello se afirma que el autor es el mismo. Sin duda el autor de este evangelio era de lengua griega y el evangelio parece estar destinado sobre todo a lectores cristianos de origen no judío. Se le atribuye a Lucas, compañero de S. Pablo, al que se le llama el médico amado.
Lucas presenta a Jesús como el salvador del mundo.

Evangelio según S. Juan (Jn.)
Este evangelio menciona en varios lugares a un discípulo a quien Jesús quería mucho, pero en ninguna parte dice su nombre. Desde el siglo II este discípulo ha sido identificado con el apóstol Juan, hijo de Zebedeo, al que se atribuye la autoría de este evangelio.
Es opinión generalmente aceptada que el evangelio de Juan fue redactado después de los otros tres evangelios a fines del siglo I. Puede pensarse que este evangelio representa el resultado de una larga reflexión y transmisión del mensaje de salvación en comunidades que tuvieron que sostener duros enfrentamientos con grupos judíos.
En su evangelio destaca la idea de que Jesús es Dios y Hombre, es Palabra de Dios. Su evangelio se conoce como el Evangelio del Amor.

Los animales que representan a los cuatro evangelistas tienen su origen en distintos textos bíblicos como Ezequiel y el Apocalipsis, pero también en la interpretación que de ellos hicieron los padres de la Iglesia.



* Marcos está representado con el león porque comienza su Evangelio mencionando a S. Juan Bautista como voz que clama o ruge en el desierto.

* Mateo está representado por un ángel o un hombre con un libro en las manos, por iniciar su  Evangelio con la genealogía de Cristo.

* Lucas está representado con el toro porque inicia su Evangelio con el servicio de Zacarías en el templo y el toro es un animal de sacrificio.

* Juan está representado por el águila por ser un Evangelio que muestra una teología superior a las demás.


SAN MATEO
Fiesta: 21 se septiembre

                                 

El nombre de Mateo significa "don de Dios", pero también le decían Leví, hijo de Alfeo.
Mateo era judío de Galilea y trabajaba en la comercial ciudad de Cafarnaúm. 
Realizaba una profesión odiosa para los judíos, porque era publicano, es decir, recaudador de impuestos y tributos que los romanos imponían a todas las provincias que estaban bajo su dominación.
Sus compañeros lo consideraban impuro y traidor al pueblo, por tratar con los paganos y estar al servicio del tirano extranjero. Se le conocía como Mateo el publicano.

Un día, Jesús lo miró fijamente y le dijo: "Déjalo todo y sígueme".
Mateo abandonó su casa, sus caudales, sus fiestas, declarándose sin miedo discípulo de Cristo. Convertido en discípulo acompañó a Jesús a todas las ciudades, pueblos y lugares donde predicaba.

Mateo fue el primero en escribir el libro que tituló "Evangelio" que significa "buena nueva". Es el evangelio del Reino de Dios que Jesucristo inauguraba. 
Se cree que Mateo estuvo en Etiopía donde realizó milagros. Probablemente también estuvo en Persia.

Según una tradición muy antigua, murió martirizado un 21 de septiembre del siglo I.


SAN MARCOS
Fiesta: 25 de abril

  

San Marcos fue un judío de Jerusalén de la época de Jesucristo. Acompañó a S. Pablo y a Bernabé, su primo, a Antioquia en el primer viaje misionero de estos (Hch. 12, 25); también acompañó a Pablo a Roma. Se separó de ellos en Perga y regresó a su casa (Hch. 13, 13). No sabemos las razones de esa separación pero si sabemos que causó una separación posterior entre S. Pablo y Bernabé, cuando S. Pablo rehusó aceptar a S. Marcos. Bernabé se enojó tanto que rompió su asociación misionera con S. Pablo y se fue a Chipre con Marcos (Hch. 15, 36-39). Años más tarde, S. Pablo y S. Marcos volvieron a unirse en un viaje misionero.

Fue discípulo de S. Pedro e intérprete del mismo en su Evangelio, el segundo Evangelio canónico (el primero en escribirse). San Marcos escribió en griego con palabras sencillas y fuertes. Por su terminología se entiende que su audiencia era cristiana. Su Evangelio contiene historia y teología. Se debate la fecha en que lo escribió, quizás fue en la década 60-70. 
Junto con Pedro fue a Roma. S. Pedro por su parte se refería a S. Marcos como "mi hijo".
Evangelizó y estableció a la Iglesia en Alejandría, fundando allí su famosa escuela cristiana. 
Murió mártir aproximadamente el 25 de abril del 68 en Alejandría y sus reliquias están en la famosa catedral de Venecia.


SAN LUCAS
Fiesta: 18 de octubre

   

Breves notas en las cartas de S. Pablo son las únicas noticias que la Sagrada Escritura nos presenta sobre San Lucas, el autor del tercer Evangelio y de los Hechos de los Apóstoles. Fue compañero y discípulo de los apóstoles, especialmente de S. Pablo, a quien acompañó en sus viajes apostólicos.
Lucas nació en Antioquía de Siria, en una familia pagana. Se sabe que era médico de profesión ("Lucas, el médico amado, los saluda" (carta a los Colosenses,4 - 14)). Su formación cultural se nota también por el estilo de sus libros; su Evangelio está escrito en un griego sencillo, limpio y bello, rico en términos que los otros tres evangelistas no tienen.
Además se dice que también cultivaba la literatura y la pintura y que conoció a la Virgen María, ya que su evangelio es el que detalla episodios de la vida de la Virgen.
Se cree que murió a la edad de 84 años en Beocia.


SAN JUAN
Fiesta: 24 de junio



Este apóstol tuvo la inmensa dicha de ser el discípulo más amado por Jesús. Autor del cuarto evangelio, el libro del Apocalipsis y de las tres cartas del Nuevo Testamento que llevan su nombre.
Nació en Galilea. Era hijo de Zebedeo y hermano de Santiago el Mayor. Su oficio era el de pescador. Parece que fue uno de los dos primeros discípulos de Jesús, junto con Andrés. Los dos eran también discípulos de Juan  Bautista y un día, al escuchar que el Bautista señalaba a Jesús y decía: "Este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo", se fueron detrás de Él. Jesús se volvió y les dijo: "¿Qué buscan?". Ellos le respondieron: "Señor: ¿dónde habitas?". Y Jesús les dijo: "Vengan y verán". Y se fueron con él y estuvieron en su compañía toda la tarde recibiendo sus enseñanzas.
Durante toda su vida, jamás Juan podrá olvidar el día, la hora y el sitio en que se encontró por primera vez con Jesucristo. Fue el momento más decisivo de su existencia. Juan, para cumplir el mandato de Jesús en la cruz, se encargó de cuidar a María como el más cariñoso de los hijos. Con Ella se fue a evangelizar a Éfeso y la acompañó hasta la hora de su gloriosa muerte. El emperador Domiciano quiso matar al apóstol S. Juan y lo hizo echar en una olla aceite hirviendo, pero él salió de allá más joven y más sano de lo que había entrado, entonces fue desterrado de la isla de Patmos.
S. Epifanio dice que San Juan murió hacia el año cien, a los 94 años de edad.

3 comentarios: