Translate

sábado, 24 de julio de 2021

¿ÁNGELES O AMIGOS?

 ¿Ángeles o Amigos? Todos tenemos un poquito de cada cosa...

Un ángel no nos escoge, Dios nos lo asigna. Un amigo nos toma de la mano y nos acerca a Dios.

Un ángel tiene la obligación de cuidarnos. Un amigo nos cuida por amor.

Un ángel te ayuda evitando que tengas problemas. Un amigo te ayuda a resolverlos.

Un ángel te ve sufrir, sin poderte abrazar. Un amigo te abraza, porque no quiere verte sufrir.

Un ángel te ve sonreír y observa tus alegrías. Un amigo te hace sonreír y te hace parte de sus alegrías.

Un ángel sabe cuando necesitas que alguien te escuche. Un amigo te escucha, sin decirte que lo necesitas.

Un ángel en realidad es parte de tus sueños. Un amigo, comparte y lucha por que tus sueños, sean una realidad.

Un ángel siempre esta contigo ahí, no sabe extrañarnos. Un amigo, cuando no esta contigo, no solo te extraña, también piensa en ti.

Un ángel vela TU sueño. Un amigo sueña contigo.

Un ángel aplaude tus triunfos. Un amigo te ayuda para que triunfes.

Un ángel se preocupa cuando estas mal. Un amigo se desvive por que estés bien.

Un ángel recibe una oración tuya. Un amigo hace una oración por ti.

Un ángel te ayuda a sobrevivir. Un amigo vive por ti !!!!

Para un ángel, eres una misión que cumplir. Para un amigo, eres un tesoro que defender.

Un ángel, es algo celestial. Un amigo es la oportunidad de conocer lo más hermoso que hay en la vida, "el amor y la amistad".

Un ángel quisiera ser TU amigo. Un amigo, sin proponérselo, también es TU ángel... 





sábado, 3 de julio de 2021

EVANGELIO PARA ADULTOS

 Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo: «Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego". Todo el pueblo se hacía bautizar, y también fue bautizado Jesús. Y mientras estaba orando, se abrió el cielo. y el Espíritu Santo descendió sobre él en forma corporal, como una paloma. Se oyó entonces una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección».

                                                                                              Lucas 3:15-16,21-22




Por el Bautismo somo liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, revestidos de Cristo e incorporados a la Iglesia, participando de su única misión. El Bautismo es la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos de vida nueva.

Sin embargo, la realidad sociológica y visible no siempre responde a lo que debería ser en pura teología. Porque el Bautismo, en muchas ocasiones, se pide más por rutina o por conveniencia socioreligiosa que no por una convicción de fe madura. Por eso no es raro que tenga poco peso en la conciencia y en la vida de un gran número de cristianos.

A menudo estamos demasiado preocupados por lo que hacemos y poco por lo que hemos de ser. El Bautismo pide a los que lo recibimos una iniciación cristiana que lleve a una adhesión personal a Jesucristo para llegarlo a conocer, amar e imitar más y más, y así vivir como hijos de Dios.

                                                                                     Lluis Martínez Sistach

martes, 15 de junio de 2021

EVANGELIO PARA ADULTOS

"En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones.

Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras.

Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.

Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme."

Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?»

Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis."

Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mi, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis. "

Entonces también éstos contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?"

Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo."

Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.»"

                                                                                                                .        Mateo 25, 31-46





Aquel que va a juzgar se presenta como un pastor que juzga a su rebaño y separa las ovejas de las cabras. El pastor ha buscado a sus ovejas, las ha cuidado y ha hecho todo lo que estaba en su mano para darles la oportunidad de recuperarse, aunque en su momento se hubiesen perdido. 

Es lo mismo que hace Dios con nosotros y con todos los hombres, incluso con los que no le han conocido. A pesar de las dificultades de la vida, de nuestras múltiples pérdidas del rumbo adecuado, de olvidar la presencia de Dios en nuestro caminar. Él siempre sale a nuestro encuentro. Y lo hace de una forma práctica y asequible para todos; a través de los hombres nuestros hermanos y, en especial, de los más pobres.

La pregunta que Dios formula a Caín, en el libro del Génesis, después de dar muerte a Abel: "Dónde está tu hermano?". Dios la sigue pronunciando y se convierte ahora en camino para redescubrir su rostro. Esa pregunta se ha proyectado en la Historia y seguirá resonando hasta el final de los tiempos. Es una exigencia al corazón del creyente para que éste se abra y se preocupe de manera consciente y responsable de las necesidades de todos los hombres: yo debo ocuparme de los que sufre, de los que pasan hambre..., no puedo permanecer indiferente ante ellos. 

Pero la grandeza de esta propuesta está, como indica el propio Jesús, en descubrir al mismo Dios en el encuentro con el hermano que sufre.

Una magnífica invitación para no olvidar, como creyentes, que al final de la vida seremos examinados en el amor. Un amor que debe expresarse en nuestro encuentro con los demás y, en especial, con los más necesitados. ¡Estamos construyendo el reino de Dios!

                                                                          Carlos Escribano Subías


viernes, 4 de junio de 2021

AHORA


¿Entonces qué es tener éxito?

Es comenzar por tener un sueño.

Es estar comprometido con los sueños.

Es tener confianza en sí mismo.

Es algo que no aparece por casualidad.

Es aceptar lo que no se puede cambiar.

Es saber cambiar a tiempo.

Es saber que lo único permanente es el cambio.

Es saber y poder delegar en los demás parte de nuestra tarea.

Es volver a empezar.

Es reconocerme en mis logros.

Es saber disfrutar de mis logros y de lo que tengo.

Es reconocer que me equivoque y pedir perdón.

Es reconocer que detrás de cada

acierto pueden haber varios fracasos.

Es enamorarse de lo que uno hace.

Es no postergar y hacer algo ahora.

Es darse cuenta que estas eligiendo a cada momento.

Es reconocer las propias debilidades y fortalezas.

Es no parar jamás hasta conseguir los sueños.

Es saber con que fin hacemos las cosas.

Es no mirar hacia atrás.

Es actuar con entusiasmo.

Es transitar caminos desconocidos.

Es probar hacer algo que nunca hicimos.

Es probar hacer algo de una manera diferente.

Es saber que no estamos solos.

Es no rendirse jamás.

Es rendirse ante lo que no se puede cambiar.

Es disfrutar de cada momento.

Es disfrutar del tiempo libre.

Es tener tiempo libre.

Es accionar ya.

Es inventar un nuevo paso de baile

cuando el anterior no funciona.

Es pensar en positivo.

Es tener metas claras.

Es tener perseverancia

en la búsqueda de los deseos.

Es estar preparado para ver la oportunidad.

Es tener una actitud positiva.

Es desarrollar la creatividad.

Es utilizar la imaginación.

Es recomenzar con el mismo.

Es volver a empezar sin darse por vencido.

Es hacer las cosas lo mejor posible, pero hacerlas.

Es actuar como si ya hubieras logrado tus metas.

Es tener la paciencia necesaria.

Es tener claridad en el propósito.

Es no hacerse problema por las cosas pequeñas.

Es dejar una huella para que otros puedan seguirla.

Es jugar a ganar.

Es estar focalizado en lo que uno quiere.

Es arriesgar.

Es hacer cosas nuevas todos los días.

Éxito es aprender a volar




viernes, 30 de abril de 2021

ESO ES LA MADRE

 A MI MADRE

Me preguntas ¿qué es la madre?

Junta el perfume de todas las flores,

el arrullo de todas las alas,

la firmeza de todas las montañas,

la inquietud de todos los ríos,

la frescura de todos los valles,

la mirada de todas las estrellas,

la caricia de todas las brisas,

y el beso de todos los labios,

todo guardado por 

DIOS EN UN CORAZON DE MUJER.

ESO ES LA MADRE"





viernes, 12 de marzo de 2021

BAILA COMO SIN NADIE TE ESTUVIERA VIENDO

 



Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después.

Después de terminar la carrera, después de conseguir trabajo, después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces después de tener otro.

Luego nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que seremos más felices cuando crezcan y dejen de ser niños, después nos desesperamos porque son adolescentes, difíciles de tratar. Pensamos: seremos más felices cuando salgan de esa etapa.

Luego decidimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro esposo o esposa le vaya mejor, cuando tengamos un mejor coche, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando perdamos todos los kilos que nos sobran, cuando consigamos el ascenso, cuando nos retiremos.

La verdad es que ... 


NO HAY MEJOR MOMENTO PARA SER FELIZ QUE AHORA MISMO.

Si no es ahora, ¿cuándo? La vida siempre estará llena de luegos, de retos. Es mejor admitirlo y decidir ser felices ahora de todas formas .................. 

No hay un luego, ni un camino para la felicidad, la felicidad es el camino y es AHORA 


ATESORA CADA MOMENTO QUE VIVES, y atesóralo más porque lo compartiste con alguien especial; tan especial que lo llevas en tu corazón y recuerda que:


EL TIEMPO NO ESPERA POR NADIE.

Así que deja de esperar hasta que termines la Universidad, hasta que te enamores, hasta que encuentres trabajo, hasta que te cases, hasta que tengas hijos, hasta que se vayan de casa, hasta que te divorcies, hasta que pierdas esos kilos, hasta el viernes por la noche o hasta el domingo por la mañana; hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que justamente  ÉSTE PARA SER FELIZ .........

LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO, NO UN DESTINO.

TRABAJA COMO SI NO NECESITARAS DINERO, AMA COMO SI NUNCA TE HUBIERAN HERIDO, Y BAILA ............... 

COMO SI NADIE TE ESTUVIERA VIENDO.


sábado, 6 de febrero de 2021

ARCA DE NOÉ

 Todo lo que necesito saber...  lo aprendí del Arca de Noé

Uno: No pierdas el barco.

Dos: Recuerda que todos estamos en el mismo barco.

Tres: Planifica previamente. No estaba lloviendo cuando Noé construyó el arca.

Cuatro: Mantente en forma. Cuando tengas 60 años, alguien puede pedirte que hagas algo realmente grande.

Cinco: No escuches las críticas; sólo continúa con el trabajo que debe ser realizado.

Seis: Construye tu futuro en tierras altas.

Siete: Por razones de seguridad: viaja en pares!!

Ocho: La velocidad no es siempre una ventaja. Las babosas estaban a bordo igual que los chitas.

Nueve: Cuando estés estresado, flota por un tiempo.

Diez: Recuerda, el arca fue construida por principiantes; el Titanic por profesionales.

Once: No importa la tormenta, cuando estás preparado con anticipo, 

siempre hay un arco iris esperando.