Translate

domingo, 16 de enero de 2022

JUAN, EL APÓSTOL

 Fue fabuloso. Yo era muy joven y con Andrés, el hermano de Pedro, íbamos con frecuencia a escuchar a Juan el Bautista, el profeta. Un día, sin esperarlo, nos señaló a Jesús de Nazaret y nos dijo quién era. Eran -no se me olvida- como las cuatro de la tarde; nos fuimos tras Él y conversamos hasta entrada la noche. Un encuentro imborrable.

Días después, mi hermano Santiago y yo estábamos con mi padre, Zabedeo, dándoles un repaso a las redes. Éramos familia de pescadores, como tantas otras junto al mar de Galilea. Pasó Jesús por allí y nos dijo a los dos hermanos que le siguiéramos. No nos lo pensamos ni un segundo. Con El nos fuimos y, de verdad os lo digo, ya nunca nos separamos de El.

¿Cómo lo íbamos a hacer? Gozaba escuchando sus enseñanzas y viendo su preocupación por todo el que estaba en necesidad. A la semana, más o menos, le invitaron a una boda en Caná y nos llevó con El. Allí conocí a su madre, María. ¡Qué bueno lo que les dijo a los camareros: "Haced lo que Él os diga! Desde entonces no me perdía nada de lo que Jesús decía y hacía.

¿Y la alegría que tuve cuando nos escogió a doce de los que íbamos con El para ser sus compañeros y enviarnos a anunciar, como el lo hacía, el Reino de Dios con nuestra palabra y nuestra vida? ¡Hasta nos dio poder para realizar milagros! ¡Una pasada! ¿Y los saltos de alegría que di al ver  que entre los elegidos estaba también mi hermano, Andrés y su hermano Pedro?

La verdad es que los doce nos llevábamos muy bien. Solamente una vez nos enfadamos un poco. La culpa fue de mi madre. Nos quería tanto, que un día le pidió a Jesús que cuando estuviera en su reino -ni ella ni nosotros sabíamos muy bien a qué se refería al hablar de este tema- nos colocara a cada uno a un lado suyo. Jesús lo solucionó estupendamente. Nos dijo que en su reino el primero tenía que ser el servidor de todos. ¡Lógico! Teníamos que ser como El...

En alguna ocasión -de tres me acuerdo yo- Jesús quiso que sólo estuviéramos presentes Pedro, mi hermano y yo: en la resurrección de la hija de Jairo, el jefe de la sinagoga, cuando se transfiguró en la cima del monte Tabor y pco antes de la traición de Judas, uno de los doce, durante su oración en el huerto de los olivos. Lo de Judas yo ya lo sabía; me lo había dicho Jesús mismo un rato antes, casi al final de la cena. Una confidencia que me impresionó la tira.

¿Sabíais que pude seguir muy de cerca todo el proceso de Jesús? ¡Qué pena me dio cuando Pedro negó  a Jesús! ¡Pero qué alegría al ver su arrepentimiento después de encontrarse con su mirada! Y también estuve al pie de la cruz acompañando a María, la madre de Jesús. ¡Cómo sufría al ver a su hijo! Y, desde luego, nunca me habría imaginado lo que Jesús hizo entonces conmigo: me dijo -¡casi nada!- que su madre era mi madre. Y yo así la cuidé hasta que murió.

¡Cómo corrimos Pedro y yo! Íbamos al sepulcro de Jesús. Queríamos comprobar lo que algunas mujeres del grupo habían dicho: la tumba estaba vacía. Pedro llegó con la lengua fuera. Yo, más joven, le esperé y dejé que entrase el primero. Efectivamente, Jesús no estaba en el lugar de los muertos. Poco después le vimos vivo y ¡vivo para siempre! Había resucitado.



         



sábado, 1 de enero de 2022

MOISÉS (Relatos Bíblicos para niños de Ed. Infantil)

Moisés vivía en el palacio del rey. Pero aquello no era para él. Él era un hijo del pueblo de Israel. El rey de Egipto había hecho esclavo al pueblo de Israel. Hombres con duros látigos les hacían trabajar más y más.

Moisés intentó ayudarlos, pero sólo consiguió que el rey se enfadase.

Por eso, Moisés huyó lejos, muy lejos, a otro país, donde trabajó como pastor.

Un día, mientras estaba cuidando las ovejas, vio algo muy extraño. En medio de un arbusto se encendió un fuego. Posía ver las llamas, pero el arbusto no se quemaba. Moisés se acercó más.

Entonces oyó una voz que lo llamaba por su nombre.
-¡Moisés!, ¡Moisés!

Era Dios quien le hablaba.

-Tengo un trabajo especial para ti -le dijo Dios-. Lo se todo acerca del malvado rey de Egipto y las horribles cosas que hace. El pueblo de Israel es mi pueblo. Ve y dile al rey que deje marchar a mi pueblo.

-No puedo hacer eso -se excusaba-. El rey de Egipto está muy enfadado conmigo.

-Podrás hacerlo si yo te ayudo -le contestó Dios-. Di a mi pueblo lo que he dicho. Dile que ya es hora de que tengan una tierra propia. Si tienes miedo, lleva a tu hermano Aarón contigo.

Moisés y Aarón fueron a ver al rey de Egipto.

-Dice Dios que dejes marchar a su pueblo.

-¿Dios? ¿Y quién es ese Dios? -preguntó el rey.

Y hacía trabajar a los israelitas mucho más que antes. Por eso, Dios envió a Moisés para que avisase al rey.

-Deja marchar a mi pueblo o sucederá un terrible desastre: no tendrás agua limpia.

El rey dijo que no.

Yno hubo agua limpia para beber. Fue la primera plaga.

Dios mandó a Moisés para que avisara de nuevo al rey.

-Deja marchar a mi pueblo o te enviaré un terrible desastre.

¡Aparecerán ranas por todas partes: ranas en la sopa y hasta ranas en tu cama!

El rey dijo que no.

Y hubo ranas por todas partes, brincando y saltando. Fue la segunda plaga.

De nuevo envió Dios a Moisés a avisar al rey.

-Deja marchar a mi pueblo o habrá mosquitos, molestos mosquitos, por todos los rincones.

El rey dijo que no.

Entonces, hubo mosquitos zumbando por todas partes. Fue la tercera plaga.

Llegaron nuevas y duras plagas, cuatro, cinco, seis... hasta diez.

-Está bien -gimió finalmente el rey-. Dile a Dios que dejaré marchar a su pueblo.

Tu primera Biblia. Edebé


            

sábado, 25 de diciembre de 2021

LA BIBLIA / EL CORÁN

Hace mucho tiempo, en la misma zona, aparecieron el judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

¿Qué une a las tres religiones?
Las tres parten de un fenómeno de Revelación: las tres creen en la Unicidad de Dios, las tres nacen en un ambiente mayoritariamente politeísta; y en las tres ha habido un desarrollo teológico a lo largo de los siglos. Son, por otro lado, tres religiones semíticas, las más importantes del mundo actual, porque nacieron en un contexto semítico y en lenguas semíticas, aunque el judaísmo del tiempo de Jesús estaba fuertemente influido por la cultura helenística.

Las tres religiones tienen mucho en común pero cada característica que las une posee matices que las ha ido separando a lo largo del tiempo.
En el judaísmo la revelación se realiza a través de Moisés. En el cristianismo se realiza a través de Jesús y en el islamismo, llega a través de un único profeta: Mahoma.

Judíos y musulmanes respetan la figura de la Virgen María aunque no acepten el hecho de que concibió "por obra del Espíritu santo" a Jesús, a quien sin embargo aceptan como profeta.
El judaísmo espera todavía la llegada del Mesías y el islamismo considera a Mahoma el último profeta y a su Revelación, la que cierra las dos anteriores.

¿Cómo nacieron las biblias actuales?
Fue en el año 1200 antes de nuestra Era cuando el rey David comenzó a unir los textos existentes en las diferentes tribus hebreas. Nacieron así los primeros textos bíblicos o de la Tora. Pero los hebreos de Jerusalén, cuyo culto se desarrollaba alrededor del Templo de Salomón, fueron expulsados por la conquista babilónica y su templo destruido por Nabucodonosor.
La etapa del exilio babilónico fue decisiva para la redacción de muchos libros bíblicos.
Cuando los judíos retornan a Jerusalén construyen un segundo templo, que será arrasado en el sigo I de nuestra Era por los romanos. Entonces nació el judaísmo tal y como lo conocemos hoy, alrededor de la sinagoga y del Libro, pues ya no tenían templo. Cuando esto sucedió, Jesús ya había nacido, el cristianismo comenzaba a extenderse y la diáspora judía (o exilio) se expandía por el mundo.

El Nuevo Testamento y el Corán siguieron desarrollos distintos. El primero pasa a formar parte de la Biblia cristiana, en la que se incluye a la hebrea, denominada por los cristianos Antiguo Testamento; y el Corán -en un principio al igual que las otras dos religiones, transmitido oralmente- comienza a ponerse por escrito siguiendo un orden práctico, a través de sus distintos capítulos o suras.

Por su parte, el judaísmo ha desarrollado el Talmud, libro en el que se analizan y se interpretan los textos de la Tora y también ha desarrollado la Cábala, libro esotérico que estudia el alfabeto hebreo y sus significados secretos.

LOS PERSONAJES
* La Biblia, el Corán y el Nuevo Testamento comparten a los profetas Moisés, Abraham, Isaac, Jesús y otros muchos.

* Jesús es un profeta para el judaísmo y el islamismo y el Mesías para el cristianismo.

* El Mesías no ha llegado para el judaísmo. Para el islamismo no hay más Mesías que Mahoma, ni más revelación que la suya, que cierra las dos anteriores de Moisés y de Jesús.

*En el Corán a Abraham se le llama primer musulmán, que construyó la Kaaba en la Meca. Judíos y musulmanes remontan sus linajes a Abraham.

*Jesús no muere en la cruz para los musulmanes. Alá lo salva y lo lleva al cielo.

Programa 34 ABRAHAM, EL PADRE DE TODOS LOS CREYENTES (Historias de ...√ Diferencia entre Mahoma y Jesús | 【SOLUCIÓN】


DIFERENCIAS DE LENGUAJE Y DE ESTRUCTURA
* La Biblia fue escrita en hebreo, el Nuevo Testamento en griego y el Corán fue revelado y escrito en árabe.

* La Biblia es lectura. El Corán es una recitación.

* La Tora, parte de la Biblia hebrea, comenzó a escribirse en el año 1200 antes de nuestra Era. Se desconoce por quién, pero hay teorías que afirman que El Cantar de los Cantares es de una mujer.

* El Nuevo Testamento (salvo las cartas pastorales y la de Judas, del siglo II) estaba escrito en el siglo I. Si fueron Mateo, Marcos, Lucas y Juan quienes redactaron los evangelios o fueron meros compiladores, o si es posible identificar a los autores del resto, es irrelevante para la historia del texto. Los primeros copistas del Nuevos Testamento no querían hacer literatura sino transmitir un mensaje.

* El Corán fue redactado por los discípulos de Mahoma inmediatamente después de su muerte en el año 623.

* La Biblia está estructurada en libros y capítulos.

* El Corán se organiza en suras o capítulos, compuestos por un número indeterminado de versos o aleyas, de la voz árabe Aya, que significa signo. Cada aleya o verso es un signo de la divinidad.

* Las suras se ordenan de mayor a menor, menos la primera que es muy breve. Las más largas son consideradas como la revelación que Mahoma recibió en Medina, son más discursivas y establecen normas de conducta. Las más cortas (la revelación que Mahoma recibió en La Meca) son exhortaciones y definiciones de la divinidad. Su impacto es mayor y son bellísimas en la recitación. Las suras están ordenadas prácticamente y no cronológicamente.

* En el Corán hay más descripciones del paraíso que en la Biblia. Los expertos explican que esto se debe a que el islamismo entiende el mundo real y la naturaleza como milagros de Dios, y ambos forman el paraíso en el Corán.

La Biblia CristianaNueve grandes beneficios de leer y reflexionar sobre el Corán ...


DOGMAS, RITOS Y LITURGIAS
* Sólo el cristianismo admite la Santísima Trinidad.

* La Virgen María es aceptada por el judaísmo y el islamismo como figura importante y venerada, pero no aceptan que concibiera por obra y gracia del Espíritu Santo a Jesús. Para el islam es inaceptable que Dios pueda reencarnarse y no se puede representar.

*Judaísmo e islamismo se aglutinan en torno a un libro sagrado; el cristianismo, además, se aglutina en torno a una persona, Jesús.

* Los dogmas musulmanes y judíos son más sencillos que los cristianos, pero poseen más tabúes alimenticios (no comer carne de cerdo, válido para ambas religiones, o no beber alcohol, válido sólo para los musulmanes). El cristianismo primitivo no tiene esos tabúes.

*Islamismo, judaísmo y cristianismo poseen diferentes liturgias como el Sabbath, el domingo y el Ramadán.

* El judaísmo y el islamismo no tienen una iglesia. El judaísmo tiene sus sinagogas y sus rabinos, uno para cada sinagoga. El islamismo tiene sus imanes, sus mulás y sus musties, los tres responsables más importantes de la enseñanza del Corán, así como los mayores expertos en su Derecho canónico.

* La usura está completamente prohibida en el Corán, algo que no sucede en la Biblia, aunque si en el Nuevo Testamento.

martes, 21 de diciembre de 2021

BENDICIÓN EN LA MESA DE NOCHEBUENA

Bendice, Señor, nuestra mesa.

Por una noche al menos,

quisiéramos que el mundo fuera una gran familia:

sin guerras, sin miseria, sin hambre, sin dolor...

y con algo más de música y de justicia.




Bendice los alimentos 

que en su honor vamos a compartir.

Bendícenos a cada uno con tu Amor,

que fue tan grande, que quisiste compartir con

nosotros este mundo:

a veces tan maravilloso y otras veces tan difícil.




Bendice a quienes quisiéramos que estuviesen aquí

en esta noche tan santa: a los que están lejos...

a los que partieron hacia tu Casa.





Que este hogar, Jesús,

acoja tu palabra de amor

y de perdón

y siempre estés tú presente.

Consérvanos unidos.




Danos durante todo el año paz y trabajo.

Danos fuerzas para ser personas justas,

comprensivas, entrañables, comprometidas

por un mundo mejor.

Así habrá muchas "noches-buenas"

y "días buenos".




Eres bienvenido, Señor, siempre a esta casa. 


martes, 7 de diciembre de 2021

OFERTAS DE EMPLEO

 Empresa de "Belenes vivientes" busca:

PERSONAS PASTORES: que, a pesar de que estén mal vistas a los ojos de las "personas de bien", sepan superar el conformismo, las dudas o el miedo al fracaso.

PERSONAS ESTRELLAS: que iluminen, que estén siempre presentes en las encrucijadas de los caminos, dispuestas a dar claridad y consuelo.

PERSONAS ÁNGELES: que comuniquen las grandes noticias de cada día, no los chismorreos que, en el 90% de los casos, se utilizan para hablar mal del otro.

PERSONAS PESEBRES: que estén siempre dispuestas a ofrecer lo que tengan. Que sus corazones estén abiertos de par en par, abiertos a cualquiera que necesite entrar en ellas.

PERSONAS MAGOS: que se dejen contagiar por la magia de Dios y estén siempre dispuestas a abrir sus cofres y ofrecer lo más valioso que poseen: amor a raudales.

PERSONAS BEBÉS: que durante estas Navidades se conviertan en niños, indefensos, transparente y limpios para que sientan en sus propias carnes cómo el Dios-Bebé va a requerir de nuestra ayuda.




martes, 30 de noviembre de 2021

CARTA DE JESÚS

 Querido Amigo:

Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi nacimiento.

El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue!

La verdad es que se pasan de la raya, pero es agradable saber que por lo menos un día del año piensan en mi. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.

Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas si sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.

Por otra parte, me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto, pero aún así, crea que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?

Como lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado: al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron unas gran fiesta pero... ¿Puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de mi!

Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron al margen. Ya me ha pasado tantísimas veces que lo cierto es que no me sorprendió.

Aunque no  me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí?

Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo en grande cuando de pronto ser presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanco postiza gritando: "Jo, jo, jo".

Parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes mientras todos los felicitaban.

Cuando se sentó en un gran sillón todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Claus! ¡Como si él hubiera sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!

Aguanté aquella "fiesta" hasta donde pude pero al final tuve que irme. Caminando por la calle me sentí solitario y triste. Lo que más me asombra de cómo celebra la mayoría de la gente el día de mi cumpleaños es que en vez de hacerme regalos a mí, ¡se obsequian cosas unos a otros! y para colmo, ¡casi siempre son objetos que ni siquiera les hacen falta!

Te voy a hacer una pregunta: ¿A ti no te parecería extraño que al llegar tu cumpleaños todos tus amigos decidieran celebrarlo haciéndose regalos unos a otros y no te dieran nada a ti? ¡Pues es lo que me pasa a mi cada año!

Una vez alguien me dijo: "Es que tú no eres como los demás, a  ti no se te ve nunca. ¿Cómo es que te vamos a hacer regalos?" Ya te imaginas lo que le respondí.

Yo siempre he dicho: "Pues regala comida y ropa a los pobres, ayuda a quienes lo necesiten, ve a visitar a los enfermos". ¡Es como si me lo hubieras dado a mi personalmente".


Tu amigo
Jesús